LETRAS

LAS VIKINGAS


Me gustan las mujeres avikingadas, esas que ya navegaron por un sin fin de mareas y no necesitan de guía alguna, sólo el instinto que arrojan las caídas y de las que se han sabido levantar.

Porque ya fueron princesas y no les gustó, porque los principes azules las hicieron morder el polvo de ilusión y ahora saben que ser feliz tiene que ver con uno mismo, sin pertenecerles a nadie más que a su sano o insano juicio.

Me gustan las mujeres avikingadas, porque aman cuando se les para la soberana raja, sin transar esa independencia que tanto cuesta, pero cuando se consigue no hay nada ni nadie que pueda llevarlas a echar un paso atrás.

Porque estás mujeres son guerreras del día a día, son la luz de su propio faro, son las manos de su propia carne, son las marejadas de sus propios océanos y no tienen que darle explicaciones a nadie y si se emborrachan golpean con el vaso la mesa y marcan presencia.

Me gustan las mujeres avikingadas porque son libres, son ellas, son lo que quieren ser sin pedir permiso, pese a los imbéciles que les han intentado cerrar el camino, porque mis queridos amigos quien intente poner el grillete del corazón a estas bellas pierde el tiempo… por eso yo me contento con observarlas de lejos y disfrutarlas en completa libertad.


SINCERÉMONOS


Mijita … Sinceremonos

No soy ninguna maravilla,
La verdad es no soy nada especial, soy un espécimen de la medianía de la tabla, ni el más inteligente ni el más imbécil.
De hecho conmigo no espere el amante que le arrebatará los orgasmos que su cuerpo adulto exige. Es más el sexo para mi es como el fútbol me gusta, soy un fanatico, pero no se jugar.

Mijita

Si no me gustara tanto le diría que lo dejaramos hasta acá, porque me va a terminar echando para el living porque ronco o porque al menos dos veces a la semana llegaré con aliento a copete. Además no se si va a aguantar mis comentarios desubicados o esos celos huevones que por suerte los años me han invitado a que se dejen caer a lo lejos, porque se muy bien que los celos no sirven de nada.

Mijita

No se ilusione mucho conmigo, porque además soy sensible, muy sensible, de hecho le ruego que no veamos dramas románticos, porque lloro, verdad lloro con ganas, a moco tendido si con Forrest Gump me gasté un paquete de pañuelos.
Claro que no vaya a pensar que soy débil, aunque si va a estar conmigo no me grite, que me siento, me voy pa dentro y me pierdo.

Mijita

Mis amigos me recomendaron que no cometiera sincericidio, pero pa que voy a mentirle, soy así, soy honesto. Así que no crea que la estoy espantando, simplemente quiero que sepa la verdad y no me demande por publicidad engañosa. Pero debo decirle que si lo que busca alguien que la amé de verdad, en un 100%, en sus cuatro punto cardinales y que la acurruque cuando su cuerpo lo requiera… Entonces quédese esta noche y las que vendrán.

HAY JORNADAS


Hay jornadas de esas duelen, que son más largas que lo que esperábamos, que la vida pareció dejarnos de lado en la berma de nuestra larga carretera. El frio cala los huesos de nuestros sueños y caen con furia al suelo, cerrando las compuertas que parecían tan abiertas y lo que fue luz se transforma en penumbra.

Hay jornadas que parecen eternas y el horizonte tiene sabor a desesperanza, esa cuando la noche nos encuentra solitarios sentados frente al escritorio con las letras muertas porque tanta pena no cabe en el papel. Te lo digo, porque lo se, estuve tumbado en la cama mirando el techo, contando los clavos mientras buscas en los recuerdos los destellos de una noche perfecta.

Hay jornadas que científicamente podríamos definir como Jornadas pal pico, esas que nos sacan del foco y perdemos la capacidad de ver como en este viaje la alegría esta en las pequeñas sonrisas de la vida, un salud con los amigos, el abrazo de un hermano, una buena canción en el momento preciso, todo eso que respira en el cuello, que los días saben improvisar tan perfectamente y que la negrura sabe esconder tan bien.

Entonces abramos bien lo ojos y tengamos la paciencia necesaria para salir jugando como dicen en el futbol, aunque sea aguantando atrás, que ya viene ese pase de gol, ese que nos permitirá ganar, empatar o como bien sabemos perder por poco.

Y eso aquí no es derrota…

POESÍA


El día de la poesía, ¿se puede celebrar el día de la poesía?, si la poesía camina junto a nosotros todos los días de esta vida, desde los recuerdos que vagan por las madrugadas y penetran en forma de sueños con la dulzura de los buenos tiempos o las pesadillas de los días oscuros.

Porque la poesía se retrata en el papel, pero se escribe en las esquinas, en una banca, en la ventana del Metro, en las líneas de un whassap, en cualquier lugar donde las imágenes evoquen algún sentimiento, alguna sensación que hace palpitar más fuerte el corazón o lo desacelera en la calma que entregan las respuestas cuando la mirada se pierde más allá de los muros, más allá de todo y lanzas una breve sonrisa.

La poseía por ahí va, danza libre, porque no le pertenece a nadie, ni a los que la llevaron al olimpo de la casi siutiquería, ni a los que buscan el premio y el reconocimiento por cada uno de sus versos. La poesía es libre y no le pertenece a nadie, es más, cuentan que a la poesía le gustan los pasajes, las esquinas de pobla bien pobla, le gustan los bares, los puterío, las fiestas del exceso y la casa solitaria del anciano que siempre escribió y nunca tuvo interés de publicar.

La poesía recorre la vida como las melodías y nos llevan lejos, tan lejos, a los lugares donde no llega ni la arrogancia de los intelectuales, ni la ciencia de la ciencia ni la loca y libertaria física cuántica. Entonces celebrar el día de la poesía es celebrar la vida día a día, es contarle nuestras historias a los que vienen, es ser ancestro de uno mismo, cada vez que pasa un segundo nos miramos y nos reconocemos. Ni por premio, ni por aplauso, sólo por ser testigo y autor de esta odisea llamada vida, que viva la poesía, esa que nos acompaña día a día.

TENGO UN ADIÓS GUARDADO


Tengo un adiós guardado hace rato, sin la más mínima intención de ser entregado. Porque después de tanto tiempo este adiós es mío, este adiós ya es parte de mi vida. Tanto así que le tengo más cariño que a ti, más cariño que a cada vez que pretendí entregarlo, este adiós ya es mi amigo, mi compadre, mi yunta, de hecho ayer le dí de comer tres adioses que no merecen detención en el tiempo.
¿Te cuento algo?
Mi adiós tiene nombre se llama Juanito y todos los días no reimos de los falsos amores, de esas fé de erratas que se cruzan en el camino danzan con certezas prestadas, con un te quiero de quinta copa, que como bien sabemos buscan un beso torpe o un sexo innecesario, de esos que pasan como pasan sin importar el porno puesto en escena.
A mi adiós lo saco a pasear y ahí vamos de tumbo en tumbo, burlándonos de todos los que buscan el amor y lanzan adioses donde no hay despedidas, pero aquí estamos y mi adiós sonríe y yo más porque cada vez que te recordamos lanzamos carcajadas llenas de amor y coincidimos que este adiós que tanto quiero no puede llegar a destino, porque a ti buen amor, no le puedo regalar un adiós.

DEJAR DE ODIAR


Dejar de odiar
Dejar de que la rabia muerda los días
Y se transforme en triste canción.
Dejar de odiar
Y abrirse al perdón sin dar un paso atrás
Con las certezas de compañeras
Dejar de odiar
Para volver a caminar sin la torpe cojera
Del rencor de banda sonora
Dejar de odiar
Para cantar libertades
Y abrazar los sueños con la esperanza
Del amanecer.
Dejar de odiar
Para que los días no gasten fuerza en venganzas
Tropezándose en tristes vendettas
Que te alejan de lo realmente importante
Dejar de odiar
Para que volvemos a sonreír con ganas
Y desde la distancia.
Esos kilómetros que nos permitieron
Volver a mirarnos y dejar caer el tan necesario perdón
Ese perdón para dejar de odiar
Y volver as respirar.

MEMES
ESCRIBE

Déjanos tu texto aquí, lo leeremos y haremos lo posible para que salga al aire.

SONIDOS
VIDEOS
COLABORA

Amigas y amigos, La Carpa del Diablo es un programa que se hace a punta de empeño y al amor constante por comunicar, por esta razón los invito a que colaboren con el programa mediante la compra de nuestros souvenirs del diablo, como poleras, carcazas, textos hechos a mano y croqueras que de a poco pondremos en esta página.

Desde ya... muchas gracias

Walter Contreras

La Carpa del Diablo

FOTO OFICIAL